¿Conoces los gastos que conlleva una hipoteca?

El que ya haya sacado una hipoteca sabrá que es un ir y venir de papeleos que empieza antes de la firma del contrato con el banco. Muchas de estas acciones se realizan incluso antes de la concesión del préstamo, y otras a posteriori, pero son gastos que  tener en cuenta desde el principio.

Para  aquellos que estáis pensando en estos momentos en comprar una vivienda y queréis sacar una hipoteca, os resumimos los gastos que tenéis que tener en mente.

GASTOS PREVIOS A LA CONCESIÓN

  • Tasación: Es una valoración obligatoria contemplada en la ley. El banco encargará a un tasador externo la tasación de la vivienda, que le dará el valor real del inmueble. Generalmente el banco suele prestar alrededor del 80% del valor de la tasación. La valoración tiene que ser realizada por una entidad oficial y debe estar registrada en el Banco de España, y tiene un coste entre 250€ – 600€. Es el único paso obligatorio previo a la firma, y su validez es de tres meses desde la fecha de emisión.
  • La nota simple: Esta parte no es obligatoria pero si recomendable. El gasto suele ser de 11 euros y en caso de compra venta de segunda mano te permite saber si la vivienda tiene deudas pendientes, una notificación de embargo o bien asegurarse de que el titular es quien dice ser. Una información útil que es necesario saber antes de la compra.

GASTOS POSTERIORES A LA CONCESIÓN

  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD): Es un impuesto obligatorio y se paga siempre que se suscribe un documento notarial en el Registro de la Propiedad. El coste de este impuesto dependerá de la comunidad autónoma, aunque suele situarse entre el 0.5% y el 1.5% de la responsabilidad hipotecaria total, no del importe del préstamo.
  • Notaría: Otro gasto obligatorio, este coste cubre el otorgamiento de la escritura pública del préstamo hipotecario, además hay que tener en cuenta que los aranceles notariales están fijados por el Gobierno. Aún así, la cuantía dependerá de la responsabilidad hipotecaria, y se puede ver incrementado por factores como la extensión de la escritura o bien el número de copias de la misma. Para hacernos una pequeña idea, una hipoteca de unos 100.000€, el gasto notarial rondaría unos 800€.
  • Registro de la Propiedad: Estas tarifas las fija el Ejecutivo y también dependen del importe de la responsabilidad hipotecaria total. Si seguimos con el ejemplo de los 100.000 euros de hipoteca, el coste del Registro de la Propiedad se situaría alrededor de los 350€
  • Gestoría: El banco que concede la hipoteca se encarga de seleccionar una gestoría para llevar a cabo la función administrativa y los trámites necesarios. En este caso no existen tarifas concretas, ya que son profesionales libres. De todas formas, este gasto se incluye en la denominada “provisión de fondos” que debe pagar el cliente, y donde se reflejan también el coste del notario, el registro o el AJD. Una vez finalizados todos los trámites, la gestoría debe dar una liquidación y devolver el dinero sobrante, junto las facturas de cada servicio y una copia de las escrituras.
  • Impuestos asociados a la compra de la vivienda: Estos gastos no están relacionados directamente con la hipoteca, pero esta bien tenerlos en cuenta. Para una vivienda de obra nueva tenemos que calcular el 10% del IVA, un 4% si son viviendas de protección oficial. En caso de la segunda mano, el único tributo que hay que pagar es el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP). El porcentaje de este impuesto se calcula sobre el precio escriturado y de la autonomía en la que se encuentre la casa, en la mayoría de las comunidades se encuentra entre un 6% y un 10%.
  • Otras vinculaciones: En algunas ocasiones para conseguir mejores condiciones en las hipotecas, el cliente negocia con el banco algunas vinculaciones como el seguro de hogar, el de vida o las tarjetas de crédito, e incluso algunos bancos están retomando las comisiones de apertura de las hipotecas.

Esto es un resumen de los gastos que van asociados a una hipoteca y a la compra de una vivienda, aún así, si te quedan dudas es aconsejable que consultes con un experto este tema antes de iniciar la compra de una vivienda.

Fuente: Idealista

×